¡Llegó el momento!

No existe el momento adecuado, tú decides cuándo.

Nos regimos por estándares implantados por la sociedad “coherentemente” pensados. Irás al colegio hasta los 15 años, luego irás a la universidad o te especializarás en algo, después buscarás un buen y acomodado empleo para posteriormente formar una familia…o no.

¿Te suena? Esa es la línea de la vida.

A su vez, en cada etapa, en cada ciclo, hemos vivido situaciones que nos han hecho más, o menos, felices… que han definido nuestro carácter, nuestras metas y nuestros deseos. Alguna vez te has preguntado, ¿qué quieres de ti y de la vida?

Para ser sincera, no me hice ese planteamiento hasta cumplir los 35 años aproximadamente. Y estoy segura al 99.9 % que tú, al igual que yo, tienes una larga lista de proyectos por cumplir.

Sobre los 20´s, vivía la vida con inercia pero con intensidad, sin preocupaciones siendo ya económicamente independiente. A mitad de esa década me convertí en madre por primera vez y ni por eso me planteé la gran pregunta. Vivía muy ocupada entre el trabajo y la maternidad. Vivía en mi nube de potitos, pañales  y biberones.

Empecé los 30´s y mi gran objetivo era consolidar mi familia. Concebir “el hermanito” el que completaría nuestra felicidad y fue así como regresé a mi nube. Esta vez compaginando todo pero X 2.

Fue en el año 2016, con mis 35 años encima, que empecé a filosofar y también a acercarme nuevamente a Dios.  Me gusta vivir y practicar la religión, a mi manera.

¡Llegó el momento!

Empecé a auto-educarme en temas desconocidos para mi hasta ese entonces, temas que siempre habían llamado mi atención. Empecé a hacer cursillos on-line para actualizarme en temas olvidados. Hoy por hoy sigo en ese complejo e infinito proceso de aprendizaje.

Quiero compartir contigo mi proceso, contarte mis inicios, quiero inspirarte a crecer y a creer en ti. Porque cuesta, créeme que cuesta. Necesitarás constancia, disciplina y paciencia. Eso y unas cuantas palabras de aliento…que importante es eso.  Te invito a conocerme y seguirme. Tú y yo sabemos que llegó el momento.

Entradas recientes